domingo, 15 de noviembre de 2009

España 2 - Argentina 1

Difícil resulta hacer un análisis intensivo del partido visto ayer en la tarde. La selección dirigida por Maradona cumplió con las expectativas que teníamos la mayoría de espectadores futboleros asiduos: no estuvo a la altura de la que es, hoy por hoy, una de las dos mejores selecciones del mundo, junto a Brasil.
Dentro del contexto de la derrota esperable, basta decir como reseña que hubo baile el primer tiempo, la segunda parte fue un poco más pareja, y que si bien el resultado es justo bajo cualquier óptica, la Albiceleste fabricó muchas chances de gol, lo que a su vez desnudó otra carencia en el equipo: la falta de precisión para definirlas.

La Roja se las trae. Aprendieron a jugar al toque de primera, con una precisión que en Argentina hace mucho no se ve, presionando en bloque, abriendo espacios, armando triángulos y por momentos rectángulos en los toques, desplazamientos y jugadas.
Argentina, por su lado, sigue presentando a los que una camiseta bicampeona del mundo les queda enorme (e-nor-me), no pudiendo alinear el mismo equipo dos veces seguidas, quemando jugadores, sin una idea clara de juego, extrañando a Verón que tiene 34 años y no corre porque no le da el físico. Formamos con Coloccini (un central sobrio pero muy lento) en el lateral derecho y el errático Ansaldi (jugó muy mal pero merece otra chance) por el otro costado, con Maxi "vivo de la renta del gol a Mexico en 2006" Rodriguez y Ángel Di María como respectivos volantes. Por lo mencionado, se entiende que la selección padeció por la derecha. La lentitud de Fabricio (improvisado lateral; no es culpa suya) sumada al desgano de Maxi en la marca hicieron de la izquierda española el cimiento por donde empezar los ataques. Iniesta - un crack - se recostó por ese costado, y en compañía del pivoteo de David Silva y las subidas de Busquets perforó con facilidad por aquella banda. Siempre la misma jugada: Busquets arrastraba las marcas, Iniesta metia un pase horizontal desde el costado hacia adentro y David Villa llegaba al fondo por adentro del área, casi sin marca. Así llegaron al gol: remate cruzado de Villa, Romero no puede contener (iba fortísimo), la pelota va al medio del área y cuando Ansaldi la tiene para cerrar hace lo que en VdL denominamos "la Gran Aveldaño" (?), es decir, quedarse parado como un pelotudo (?) mientras la pelota te pasa a 30 centímetros esperando a que venga un rival y te la birle. Eso pasó. Llegó Xabi Alonso (el mejor del partido) y a cobrar. 1 a 0.

Argentina no mostró guapeza futbolística para dar otra imagen. Descargaba su impotencia con golpes arteros (Salvo Demichelis, la zaga entera debio ser expulsada) que igualmente no impedían que el equipo hiciera agua por todos lados. El árbitro un sacapartidos tremendo, cobrando hasta los contactos en mitad de cancha pero comiéndose no menos de tres penales a favor de ellos, no sé si en una postura intencional pero beneficiando en gran medida a nuestro equipo, que sólo tuvo las ganas de Mascherano, Di Maria e Higuaín (siempre 1 contra 3 ambos), teniendo el ex Central el empate, pero por picarla se fue arriba del travesaño. También puede destacarse la solidez de Sergio Romero, que parece afianzado. Así, después de 45 minutos con momentos de baile, nos vimos sólo un gol abajo.

La mentalidad cambió para el segundo tiempo. Argentina salió a pararse un poco más adelante (la medida justa, hay que decir), de modo tal que le alcanzaba para presionar pero no para jugarse. Los marcadores españoles se vieron perdiendo con Higuaín más seguido. El Pipita se fabricó un jugadón, aguantando con el físico a 2 zagueros, que era el empate pero se fue al lado del palo. Cuando era el mejor, salio por Tevez, que ya ni convocatoria merece, pero es el mejor puntuado por el Olé. El Apache no concretó un solo pase para un compañero, o se iban fuertes o iban para uno de rojo.

No obstante, ya sin un 9 en cancha llegó el empate. Después de una jugada con reclamo de penal por los españoles (dentro de las que no les cobraron, la más discutible), llegó un penal para Argentina. Maxi Rodriguez llegó al fondo con la diagonal al medio y su marca lo barrió con mucha torpeza. Penal y gol de Messi, que es la primera vez que lo nombro. El pibe obviamente quiere rendir, y gritó el gol con todo. Desde acá pensamos que no es culpa suya tener a tantos burros como compatriotas, así que lo bancamos a muerte, aunque pensamos que individualmente podría hacer un poco más.

Así las cosas, a la selección pareció conformarle no perder contra un equipo que tenía potencial para humillarla y se replegó. Otra vez. Por ende, España creció y empezó con la circulación hasta que apareciera algún espacio. Pero varias jugadas con peligro terminaron mal definidas, ya sea mucho antes o mucho después de lo que pedía la situación (especialmente por Negredo; si era Torres hablábamos de papelón).
Hasta que llegó el penal. Podríamos pensar "bue, no le cobró como cinco, quiso compensar" pero no, lo peor es que ¡También fue penal! Demichelis era el único que medianamente podíamos rescatar en la cueva. Chau, la pudrió. Metió la mano y el árbitro decretó. Xabi Alonso nuevamente puso el 2 -1 definitivo. Hubo tiempo para los ingresos de Perotti y Lavezzi, pero no tuvieron contacto con la redonda.
Hubo tiempo para una más, pero el mismo Demichelis no pudo dirigir el cabezazo (el segundo dentro del área española) y se perdió el empate que hubiera rescatado su actuación.

Así las cosas, se dio un resultado que era a todas cuentas esperable. Un golpe, de todas formas, muy duro para aquellos que pensamos que la selección debería ganarle a todos porque hay con qué. Voy a insistir en que medio equipo de los que jugaron ayer ya no pueden ni deben ni merecen estar. Coloccini, Gago, Tevez, Heinze y Maxi Rodriguez, a nuestro criterio.
Viendo el vaso medio lleno, es un amistoso y el segundo tiempo puede dar esperanza de un equipo compacto, con dos líneas de cuatro muy bien paradas, presionando bien y todos al mismo tiempo y dirigiendo las contras como un violín cuando se defiende, y atacando con virtuosismo y orden cuando se puede. Hay que trabajar. Todavía falta, pero no podemos dejar pasar el tiempo pensando que tenemos tiempo.

-Romero (5.5): el mejor de estos últimos partidos. Mucha sobriedad. Nada que hacer en los goles.
-Coloccini (3): Mal. No es marcador de punta, y su lentitud hizo las delicias de la ofensiva española.
-Demichelis (3,5): Hizo un penal indigno de su trayectoria. Marcó algo y fue el que menos pegó.
-Heinze (3): Debió irse expulsado. No paró a nadie.
-Ansaldi (3): No subió ni cerró al 6. Incapaz de asociarse.
-M. Rodriguez (4): intrascendencia. Le hicieron el penal pero nada más.
-Mascherano (4): perdió casi siempre. Es el único que marca y contra un rival así, es obvio que eso no alcanza. Necesita compañía.
-Gago (3,5): Un pase gol para Di María fue lo único que hizo. Apenas participó del juego.
-Di María (5,5): con ganas y con viveza para picar al vacío. Decidió casi siempre mal.
-Messi (4): el gol. No más.
-Higuaín (5): otro que solito se las ingenió. Así casi lega al gol. Cuando mejor estaba lo sacaron.
-Tevez (3,5): errando pases hasta por tirarlos muy fuerte. Pone ganas pero no alcanza.
- Cambiasso, Perotti, Lavezzi: no participaron.

2 comentarios:

un rayo de amor dijo...

hay que internacionalizar el tèrmino: "la gran aveldaño"
jaja

muy buena reseña. lo de tevez x higuaín es un delirio de merquero del gordo, todavia estamos tratando de entenderlo.

*> Andy dijo...

Resumen impecable. Disiento sin embargo en la puntuación de Heinze (pegó aún más que Ansaldi y Coloccini juntos), pero adhiero doblemente a que sacaron a Higuaín cuando era lo mejor de la cancha.
¿Para cuando el Messi del Barcelona, al menos en lo individual? ¿No era que "los defensores europeos son más ingenuos"?
Aún así, y sumandome a la banca de Maradona, creo que el problema pasa por la ubicación en la cancha. Como 10 que lleva (y no corresponde: lo veo más como extremo izquierdo, delantero gambeteador, que como enganche con visión de juego), ¿qué hace peleando peloas con el 5? ¿No juega 10 metros más al medio y 10 metros más atrás de lo que debe?
Te lo encargo para la próxima (?) que esperemos no se dé.
Abrazo de gol!