domingo, 28 de septiembre de 2008

Fecha 8 - Apertura 2008

- La fecha la abrieron Tigre y Gimnasia (Jujuy), en Victoria. El gol de Morel, a quien le vienen saliendo todas, sepultó anímicamente al lobo, que trataba hasta ahí de jugar con los mejorcitos, Gomez y Carranza. Pero los de Labruna no tuvieron la respuesta esperada, hicieron figura a Blengio (?), y encima les rajaron a 2: Pieters y Ramasco (otra vez). La hinchada del matador está con la moral altísima, y no es para menos: están a tiro de la punta, y la próxima fecha, de darse los números, podrían liderar el torneo.

- De local, Rosario Central no puede sumar de a 3. Esta vez empató con San Martín de Tucumán, sin dudas la revelación del torneo. Aunque el Canalla apretó todo el partido y fue a buscar de todos los metodos posibles, la metió de carambola, via un tiro libre desviado que había ejecutado el Equi Gonzalez. De ahí en más, quiso aumentar, pero como, extrañamente, no tiene ideas en ataque, no lo liquidó. Y la máxima del fútbol no perdona. El Santo lo empató con un zapatazo tremendo de un tal Hernandez (?). Ah, sí, se rompió Pittana, que paradójicamente la estaba rompiendo con el arbitraje, y lo suplantó un fulano que tenía alto apellido, pero ahora no me acuerdo cómo era (?). En fin, los tucumanos se acomodan en la tabla y Central sigue despilfarrando puntos que podrían costarle caros más adelante.

- Colón pechea todos los partidos que tiene de local. Empató 1 a 1 con el peor equipo del torneo, Huracán. El único bueno en todo el plantel quemero es Barrientos, un groso de verdad. El mismo (siendo un 5 de contención) empujó al equipo y lo puso en ventaja testazo mediante. Pero el sabalero es más equipo, y lo empató gracias al bichi Fuertes, que demostró cómo hay que volver después de una lesión larguísima y teniendo tantos años. Después del empate, Colón fue con todo a buscar el empate, pero las que tuvo le quedaron a Valdemarín, y por eso no fueron gol. Los de Mohamed volvieron a pechear después de un arranque tremendo, fieles a sus campañas a lo largo de la historia, y quedaron lejos. El globo aguarda la llegada de Falcioni.

- San Lorenzo le ganó con comodidad a Arsenal. Fue 2 a 0, con goles de Silvera y del Pitu Barrientos (golazo éste). Manejó el partido sin darle una chance a su rival de responder, se mostró firme en todas sus líneas y puedo haber goleado. El Ciclón está bien, se nota, y no parece tener un contrincante que goce de su misma constancia. El Arse es un buen equipo, pero tiene una pinta de mitad de tabla ante mis ojos...

- Lanús le ganó 2 a 0 a Independiente, en cancha de Racing. Sand o tiene de clientes a los dos grandes de la ciudad, o tiene una mística con la cancha, pero cada vez que juega ahí la mete. Podrían ser ambas, por qué no (?). Independiente se hunde en el mal juego y la irregularidad, mientras el Grana lentamente agarra ritmo y se afianza. Borghi, lamentablemente, parece tener las horas contadas al mando del Rojo. Por el lado de Lanús, recuerden al pibe Salvio.

- El partido de la fecha se dio, quizás, en un encuentro inesperado: River y Racing se cagaron a goles. Quiroga abrió la cuenta... en contra (previo jugadón de Leandro Gonzalez) ¡Y de chilena! Lo que deben haber puteado todos los Millonarios a este muchacho no tiene nombre. Volviendo al partido, el Millo encontró el empate pronto, gracias a Salcedo. Primer grito para él con la Banda roja. El partido, después de eso, entró en un pozo. Pero la Academia, de la mano de Moralez (que parece volver a su viejo yo), empujaba un poquito más, y se fue al vestuario en ventaja: centro desde la izquierda, mal Villagra en el cálculo, la pelota lo sobra y aparece Gonzalez nuevamente, esta vez anotándose en la red. Nada que hacer para el arquero Ojeda. Ya en el arranque, Abelairas entró por Gerlo para los del Cholo, y el partido cambió. Instantes después, Sanchez Sotelo dejaría su lugar a Pablo Caballero (por lesión), y en River agotaron las variantes Buonanotte y Andrés Ríos. Los locales, por orgullo, fueron para adelante, viendo su tarea facilitada por las ventajas que daba Racing en el medio (Yacob y Zucullini amonestados) y en el fondo (que jugó espantoso, sobre todo Cáceres). De una falta discutida llegó un tiro libre, y de ese tiro libre llegó el empate para los de Nuñez, gol del recién ingresado Buonanotte, previo error grosero de Martinez Gullota, que no anduvo bien. Para mí estaba en offside, porque el rebote del tiro libre, del cual se aprovecha Dieguito, da en un compañero suyo. No obstante, Racing no se amedrentó y metió el tercero. Sí, Racing metió tres goles. Y lo más bizarro: Lo hizo Caballero. Con ayuda de un defensor (Tuzzio, creo) que desvía la pelota y descoloca a Ojeda en la jugada. Pero bue, es un gol en todas las de la ley. Después de eso, el chocho Llop metió a Prichoda por Gonzalez (muy bien), y a Luguercio por Maxi Moralez, el mejor del partido. Está bien que haya cambiado a Frasquito por lesión, pero está muy mal que haya dejado en la cancha a un tipo que no podía seguir en la cancha, como Yacob. El tipo dio todo, pero no sólo estaba amonestado, sino que sobre el final apenas corría porque estaba jugando infiltrado por un golpe que venía arrastrando. El doble cinco Académico era una invitación a pasar al ataque, ni hablar la defensa. En un embate de River, llegó un corner (otra vez polémico, no sé si no era saque de arco), y de ahí el gol de Quiroga, esta vez a favor, que decretó el empate final. Luego de eso, Racing debió sufrir, como siempre, pero el resultado no volvió a moverse. El empate no le sirve a ninguno de los dos.

- Estudiantes le ganó a Gimnasia el clásico por quinta vez consecutiva. Fue 3 a 1 para los de Astrada. Los goles fueron de Alayes, Calderón y Boselli para el Pincha, mientras que el Chirola Romero había empatado para el Lobo platense. Los de Sanguinetti se quedaron con 10, por la expulsión del horrible de Maldonado. Que no juegue más, por dios. Entró Salgueiro para el León a los 35' del segundo tiempo entró Salgueiro y su equipo metió 2 goles en 5 minutos. No quiero decir nada con esto, eh (?). De Caldera, hay que decir que aparece religiosamente todos los clásicos para empomarse a Gimnasia. No falta nunca. Como curiosidad, Desábato rompió el arco, literalmente, a los 3 minutos del comienzo del partido. Partió uno de los travesaños perpendiculares al horizontal más largo. Se perdieron 7 minutos en poner en condiciones la valla... no tan literalmente. Porque improvisaron un palo y lo clavaron 10 centímetros. Si le llegaban a pegar fuerte lo tiraban a la mierda.

- Vélez y Banfield empataron en el Sur 2 a 2. Bertolo metió el primero para el Tala. Este pibe es el mejor volante por derecha del campeonato hasta acá, no hay dudas. El fortín dio vuelta el resultado, con dos goles de Somoza, otro destacado en su puesto en lo que va del certamen. Sobre el final, Barrales puso el empate definitivo para los de Burruchaga, que siguen sin sumar y se complican con el promedio. Cuando la momia esa se vaya del banco, Banfield va a levantar. Hasta ese momento, jódanse (?).

- Newell's paseó al equipo muletto de Argentinos. Fue 4 a 0 en el otrora inexpugnable DAM. Fabbiani, Grazzini, Schiavi de penal y Bernardello metieron los goles. Los de La Paternal están claramente volcados a la Sudamericana, donde tienen grandes chances de pasar de ronda. Los Leprosos, en cambio, se preden al lote de los que pelean el campeonato, para mi franca sorpresa.

- Finalmente, Godoy Cruz sorprendió al mundo futbolístico y goleó 4 a 1 al campeón intergaláctico supremo (?). Boca podrá tener muchos juveniles, pero un equipo C es un equipo C, y de ahí que den tantas ventajas atrás. Este Domingo se toparon con un Jairo Castillo encendido y un equipo con muchas ganas en lo general. Los habitualmente titulares en el Xeneize (Román, Gracián, Palacio) no pueden jugar contra tantos, y digo "tantos" porque, por momentos, Paletta y Cáceres parecen contrarios. Es increíble cómo se complican solos. De errores suyos surgieron tres de los cuatro goles que le hicieron a Caranta, que poco puede hacer. El gol para los de Ischia lo hizo el mencionado Gracián. Bokita (?) quedó a 5 de San Lorenzo, pero todavía falta y nadie osaría darlo por muerto.


El mejor: Jairo Castillo (Godoy Cruz), regando magia.
El peor: Ramasco (Gimnasia de Jujuy). Otra vez te rajaron, papá.
Mejor equipo: Newell's.
Peor equipo: Argentinos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

buen post. Disiento con lo de mejor equipo. Para mi jugaron mejor Tigre o Casla. Saludos

gonza_averna dijo...

Lo de el mejor lo pensé por la localía. Tigre y Sanlo jugaron de locales, y Ñuls le metio 4 al bicho en La Paternal, cosa bastante difícil. Pero los que decis son hasta acá los mejores, sin dudas.
Saludos